Pre-venta: Celebramos el lanzamiento de nuestros productos con un precio muy especial para ti 🚀

La importancia del equilibrio entre omega 3 y omega 6

Los omegas son un tipo de ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no puede sintetizar y que, por tanto, tenemos que ingerirlos a través de la dieta. Entre muchas funciones envían señales al cuerpo para llevar a cabo determinadas funciones relacionadas con la modulación de la inflamación celular. La importancia del equilibrio entre los omegas recae en que estas señales que se generan -llamadas hormonas- son diferentes en función de si proceden de un tipo de ácido graso u otro; así, según el origen, serán proinflamatorios (W-6) o antiinflamatorios (W-3).


Hoy en día hay una relación entre los omega muy errónea y disparatada, donde nos encontramos con una realidad totalmente alejada de la dieta que seguían nuestros ancestros. La relación correcta entre los ácidos grasos omega 3 y omega 6 debería estar, según las recomendaciones oficiales, en 1:5 respectivamente, pero nos estamos encontrando con valores de 1:15 en los mejores casos.


Las ingestas elevadas en omega 6 se asocian con un aumento en la incidencia de las enfermedades inflamatorias como lo son las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, diabetes, asma, enfermedades autoinmunes, cáncer y depresión entre muchas otras.
Si en nuestra dieta hay un consumo demasiado elevado de alimentos ricos en omega 6, no solamente tendremos que aumentar los niveles de omega 3, sino también disminuir la ingesta de W-6, retirando los procesados y refinados de la dieta y reducir el consumo de aceites vegetales procesados como el de soja, maíz y girasol.


De esta forma podremos ayudar a nuestro organismo a recuperar el equilibrio entre estos ácidos grasos tan importantes y esenciales para prevenir y tratar las enfermedades crónicas.
– Fuentes omega 6: aceite de girasol, aceite de maíz, cacahuetes, grasa animal, frutos secos, embutidos, huevo, margarina y soja.
– Fuentes omega 3: semillas de lino, semillas de chía, nueces, pipas de calabaza, pescado azul -salmón, sardina, atún, caballa, anchoas-, marisco, algas marinas y aguacate

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

Posts relacionados

Cómo evitar el estreñimiento

Los problemas intestinales suelen generar muchas preocupaciones ya que muchas veces es difícil tratar la causa subyacente; entre ellos se encuentra el estreñimiento, sobre todo en mujeres.  Se puede considerar estreñimiento una reducción del número de evacuaciones

Leer Más >>

¿Qué es el estrés oxidativo?

El estrés oxidativo es un término que utilizamos cuando nos referimos a la presencia de un exceso de oxidación en los procesos de obtención de energía de nuestro organismo. La producción de energía en el

Leer Más >>

Deja un comentario